viernes, 20 de mayo de 2016

Sospecho que hay huecos que se llenan solos, otros que se cierran sin nada y otros que el empeño consiguió llenarlos.
El querer es poder, es una frase un tanto lapidaria dependiendo en que momento la tengas en tu vida.
En mi caso me tiene más hacia abajo que hacia arriba, usualmente.
Creo que no es este el momento ni el cielo donde ser insconciente con lo que llevamos dentro, con lo que el mundo nos pone delante.
Mi manía y gran virtud que no ser transigente con lo que no me convence, con lo que duele, con lo que no te hace palpitar; hace que muchas veces este contra la ola más que tranquilamente con la corriente.
Año a año tengo el corazón más asquerosamente sabio, más terco y más libre de amar lo que me venga en gana.
He descubierto maneras nuevas de amar, y me he dado cuenta que las demás son sutilmente una tormenta de verano.
Quisiera ser idiota como dice la canción, como te dice día a día el mundo, y lo triste es que te convences de que eres vulgarmente un nulo en el cielo, una estrella al borde del apagón.
Tengo motivos para recordarme de que sigue la luz, que sigue la virtud en algo que aún no ves ... y estoy enamorada de tu infierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Aleteos